Entrevistas


Volver

21/04/2010

Açikalin y Güney . entrevista (Vuelta a Turquía)

Ciclismo Segovia

La pujanza del Tour de Turquía (Presidential Cycling Tour of Turkey) contrasta con la situación de organizaciones de carreras de países de gran tradición ciclista, que se esfuerzan por sacar a flote sus proyectos, varados en la actualidad por los efectos de la crisis económica y tal vez otros lastres. La ronda turca se abre desde hace tres años como ventana hacia el futuro del ciclismo, para ofrecer una panorámica ciertamente optimista.

En 2008 el Tour de Turquía, con 43 ediciones detrás, decidió romper con el pasado y dar un salto decisivo en su historia en busca de una alta proyección internacional. Este reto debía producirse en un país con una pasión exaltada por el fútbol y donde  las referencias ciclistas eran casi nulas.

Abdurrahman Açikalin, director deportivo, y Aydin Ayhan Güney, director de organización, son los máximos ejecutivos que se sitúan al frente de la carrera. Ambos acceden, amablemente, a conceder una entrevista conjunta al departamento de comunicación del equipo Xacobeo Galicia el día antes de finalizar la edición 2010 de la prueba. El encuentro revela una buena compenetración entre los dos: hablan alternativamente de su carrera, dando la visión de la misma desde sus cargos respectivos.

“Cuando decidimos lanzar internacionalmente el Tour de Turquía, teníamos claro que la nuestra era una situación atípica. En los países de gran tradición ciclista se sigue un camino de abajo hacia arriba. En nuestro caso no había una base ciclista, por lo que estábamos obligados a seguir una trayectoria desde arriba hacia abajo”, comentan.

La Vuelta a Turquía tiene 46 años, ¿desde cuándo están ustedes ligados a esta carrera?
Desde 2008, cuando se pensó en darle al Tour de Turquía alcance internacional.

¿Con qué objetivos inició la carrera esta nueva etapa?
Queremos sacar a relucir los atractivos turísticos y otra serie de valores culturales de Turquía, partiendo de la referencia del Tour de Francia. Queremos que se conozcan por todo el mundo. El primer año fue difícil, y después fuimos creciendo.

Es una vuelta muy nueva a nivel internacional que ha arrancado con fuerza. ¿Se consideran ustedes aprendices o innovadores?
En Turquía el ciclismo ocupaba un espacio minúsculo en las preferencias de sus habitantes, por tanto, la nuestra es una organización que va de arriba hacia abajo. En los países de Europa de gran tradición, primero son los deportistas y luego las organizaciones. Se sigue un camino ascendente. Aquí la situación es al revés. Eso, de algún modo, nos obliga a ser innovadores por no tener un modelo claro a seguir, y, sobre todo, a estar muy atentos a los detalles. En otros aspectos, estamos también muy predispuestos a aprender de los demás.

Como presidente asociado de la Federación de Ciclismo de Turquía (recalca Abdurrahman Acikalin)  mi misión es también la promoción del ciclismo. Este es, por tanto, un aspecto que tenemos muy presente dentro de la organización. Y a continuación están todos los otros objetivos que se marca la carrera, de promoción cultural y turística del país.

Hablando de detalles, hay algunos que llaman la atención: coches personalizados con los colores de los equipos, rampa de salida de la contrarreloj con un diseño muy cuidado, señalización muy buena, amplio vallado de seguridad y mucha infraestructura en la zona de meta…
Los detalles son para nosotros muy importantes. Preparamos durante mucho tiempo la carrera, mantenemos continuas reuniones de trabajo en las que discutimos los distintos aspectos de la misma, atendemos todas las sugerencias que nos puedan llegar y, finalmente, abordamos aquellas que nos parecen mejores.

Llamó la atención la T de la señalización de los pasos de montaña y sprints intermedios…
Fue una idea que incorporamos la semana antes de empezar la carrera. Decidimos substituir la “banana” (arco) que habitualmente cruza de lado a lado la carretera por una T situada a cada lado de la carretera, la T de tour y la T de Turquía. Era una forma de diferenciar un poco nuestra carrera. La decisión de rotular los coches que cedemos a los equipos (dos turismos y una furgoneta) es otro ejemplo de nuestro esfuerzo por cuidar el detalle.

Estuvieron en la Vuelta a España, ¿incorporaron alguna idea de la carrera española?
Sí, sí. Por ejemplo, nos pareció muy buena idea invitar a las personalidades VIP a seguir el recorrido del prólogo detrás de los ciclistas. También copiamos la idea de colocar los rótulos en posición oblicua, en lugar de hacerlo horizontalmente, porque resultan más fáciles de visualizar. Son detalles.

Uno de los objetivos principales de la carrera es, según nos comentan, divulgar los valores turísticos y culturales de su país. ¿Consideran que lo están consiguiendo?
Sí, la Vuelta a Turquía está acercando nuestro país a mucha gente en el mundo. No cabe duda de que uno de los secretos es la retransmisión por TV a nivel internacional. La carrera es la más importante operación de promoción turística de Turquía a través del deporte, y entendemos que la rentabilidad está siendo muy alta.

¿Sienten que la Vuelta a Turquía está empezando a tener un lugar importante en el calendario ciclista internacional?
Tenemos una competencia muy importante de organizaciones con mucha tradición en Europa para traer a grandes figuras. Pero nuestro objetivo es conseguir que vengan a nuestra carrera, para eso tenemos que poner en la tarea cabeza, con corazón y músculo.

[www.ciclismosegovia.com]     [info@ciclismosegovia.com]
cubodupla