Entrevistas


Volver

10/03/2011

ALBERTO CONTADOR 2011.
Entrevisa en la redacción de As.
9 de Marzo.

Ciclismo Segovia

"Esta cicatriz me va a quedar para toda la vida"
Después de seis meses de incertidumbre, Alberto Contador vuelve a correr y a ganar. Tras su triunfo en la Vuelta a Murcia, visitó la redacción de AS junto a sus inseparables Fran Contador y Jacinto Vidarte. Habló de su caso, sin rehuir ninguna cuestión, y de su futuro deportivo.
Tras su triunfo en la Vuelta a Murcia Alberto Contador visitó la redacción del diario AS. Habló sobre su caso y no rehuyó ninguna cuestión.
Alberto Contador llega a AS a las cinco de la tarde. Hora taurina. Viene acompañado de su cuadrilla habitual, sus inseparables Fran Contador, hermano y mánager, y Jacinto Vidarte, su portavoz y amigo. La cita no comienza tan distendida como otras veces. No es el Alberto que visitó este periódico en 2008 tras redondear la Triple Corona. Ni el que acudió a la Gala en noviembre del mismo año. Ni el de tantas entrevistas. Encara las preguntas a la defensiva. Tantea al toro. Han pasado seis meses desde el anuncio del positivo y, pese a la absolución, asegura que ya no es la misma persona.
"Lo que depende de mí, que es ganar carreras, eso lo hago bien. Pero esto me supera. De repente te acusan de algo que no has hecho, de algo de lo que siempre has estado en contra Y ves a la gente de tu entorno sufrir, a tus padres fastidiados, llorando... Pasas noches sin dormir, hasta se me caía el pelo. No os podéis imaginar cómo es ese sufrimiento. Tengo una cicatriz para toda la vida".
"Pregunta.- Hay que olvidar, Alberto, hay que salir adelante", le insta Juan Mora. Pero Contador tiene costra:
Respuesta.- "Siempre he defendido la lucha antidopaje, ¡siempre! A mí sin controles me hacen polvo, yo quiero que haya y que ganen los genéticamente mejores. Yo no soy rencoroso y sé olvidar, pero no quiero olvidarlo. Hay cosas que siempre veré diferentes". La conversación, decíamos, comienza con una coraza:
P.- Ha contratado a Dupont, el abogado del 'caso Bosman'.
R.- Eso os lo puede contar mejor Fran. Confío mucho en la gente que tengo alrededor y yo me debo centrar ya en lo deportivo. Él os puede decir
Y Fran nos dice: "Hemos incorporado a un abogado de grandes ideas, que fue capaz de revolucionar el deporte. Tenemos una documentación brutal a nuestro favor y él conoce muy bien el derecho internacional deportivo. Estamos preparados por si la UCI o la AMA deciden recurrir, aunque aún no tenemos ningún indicio de lo que harán. La resolución es contundente a nuestro favor, con claros informes periciales, y van a tener que pensárselo mucho".
P.- Ustedes han insistido en que hay que cambiar la normativa. ¿Por qué, Alberto?
R.- El clembuterol tiene que tener un umbral. Y hay que hacerlo no sólo por mí, sino por otros deportistas que no han podido defenderse. Yo dispongo de los resultados de los tres días anteriores y posteriores al positivo, y los científicos han podido ver la evolución, pero si eso me ocurre en mi casa, en un análisis concreto, no tengo salvación. Si todas las muestras de carreras argentinas o mexicanas se analizaran en Colonia, ya veríamos Mientras haya posibilidad de una contaminación, no se puede castigar a un inocente.
"El director del laboratorio de Colonia hizo un estudio que ha encontrado restos de clembuterol en 22 de 28 turistas alemanes que viajaron a China. Esa es una de las razones por las que no se sancionó al jugador de tenis de mesa Ovtcharov", añade Vidarte. "Los científicos dicen que es imposible el suministro de una cantidad tan pequeña de clembuterol y que en esos niveles no aumenta el rendimiento; entonces, ¿cómo puede ser un positivo?", completa Fran.
P.- Pero un miembro de su equipo, del Astaná, dijo en la revista belga 'Humo' que el clembuterol era un resto de un tratamiento adelgazante que volvió a su cuerpo en una transfusión.
R.- Estamos estudiando una querella contra esa revista. El argumento es imposible. Habla de unas fechas en las que pasé controles, durante el Dauphiné Liberé o en vísperas del Tour. Si yo hubiera tomado clembuterol, habría salido esos días.
P.- ¿Por qué el Astaná no desmintió aquella información?
R.- El equipo no ha estado a la altura. Cuando yo firmé con ellos, les pedí un anexo de dos hojas con normas antidopaje. Ellos saben que he sido tajante en esta lucha, en la tolerancia cero.
Contador se va soltando. No rehúye ninguna cuestión. Como la siguiente de Juanma Trueba: "Desde fuera echamos en falta que el propio ciclismo condene al ciclismo, que Pereiro señale a Landis por haberle robado la foto de París. 
P.- Usted, como número uno, debería liderar esa lucha y apuntar a los tramposos".
R.- Yo podría tener sospechas, pero ¿puedo decirlo públicamente si no está demostrado? Cuando Riccó dio positivo en 2008, me llevé un gran chasco. Alguien puede decir que se veía venir, yo no Yo pensaba que el chaval iba bien. No podemos juzgar por sospechas o por lo que leamos en los periódicos. Fuera de España nos acusan de patriotismo, pero no han leído mi resolución. Aquí se hizo pública y muchos de los que se molestaron en leerla cambiaron de opinión.
P.- ¿Y la teoría de los plásticos?
R.- En ninguna parte del expediente de la UCI ("Son unos 2.300 folios, por unos 600 de la defensa", apunta Fran) se habla de los plastificantes. Es un método sin homologar, pero yo voy más allá: que congelen mi sangre y mi orina y que la analicen dentro de unos años, cuando se valide. También tengo el pasaporte biológico impoluto, eso lo admite la UCI. Una transfusión cambiaría algún parámetro.
P.- ¿Y por qué no hace público su pasaporte biológico?
R.- Porque siempre puede salir algún iluminado interpretando cosas por libre. Lo tienen que analizar los científicos, que son los que saben de esto. De los tres que lo han visto, los tres han llegado a las mismas conclusiones. Y que nadie piense que es porque los hemos pagado, porque ellos son de los mejores y se juegan su prestigio.
Contador repara en los dulces que hay en la mesa, pero no cae en la tentación.
P.- "¿Ahora controla más las comidas?", le pregunta Jesús Mínguez:
R.- Es difícil. Pero la carne, si no conozco su procedencia, ya no la tomo nunca fuera de casa. Tengo familia de Extremadura y de lo que viene de allí sí me fío. El pollo o el pavo también me los como, pero nada de carne
"Hay estudios que demuestran que un 10% de la carne puede estar contaminada", interviene Vidarte. Y Fran le interrumpe para lanzar un mensaje a los ganaderos: "Se consideran atacados, pero nunca fue nuestra intención. Igual que existe cocaína ilegal y gente que la toma, pues hay trampas en el ganado".
Alfredo Relaño propone otro cambio normativo: "No es lógico que un caso de esta dimensión lo juzgue una federación nacional. Tendría que haber un comité en la UCI, igual que la UEFA sanciona en sus competiciones". Contador asiente: "Sin duda, pero a la UCI no le interesa tomar esas decisiones".
Vidarte cambia de tercio: "También podéis hacer preguntas deportivas". Vamos a ello:
P.- ¿Cómo vivió sus victorias en la Vuelta a Murcia?
R.- Quería ganar para agradecer el apoyo que he recibido de los aficionados y del equipo.
P.- Ahora está preparando el Giro de Italia. ¿Cómo es?
R.- A priori, el recorrido más duro que he visto nunca. Es una barbaridad.
P.- Usted ha hablado de un reto inédito: ganar las tres grandes en un año. ¿Se ve en ello?
R.- Tenía esa ilusión, pero, después de lo que ha pasado, ya no me veo con tanto sacrificio.
P.- Imagínese: gana el Giro, la UCI y la AMA no recurren y también gana el Tour ¿Iría luego a la Vuelta a intentarlo?
R.- ¡Ufff! Ahora tengo previstas la Volta, Castilla y León y Flecha Valona. Luego iremos al Giro y ya veremos. Hasta el Tour hay 34 días para descansar. Y hasta la Vuelta, otros 25. Pero este año es difícil, no he tenido vacaciones y no he desconectado.
P.- Riis quiere frenarle...
R.- Sí. Riis insiste en que no me obsesione. Iré sin presiones, pero si me siento bien, pues ya me conozco... Intentaré ganar.
P.- ¿Qué opina del pinganillo?
R.- Quitar los pinganillos, a mí me beneficia tácticamente. En mi equipo todos saben quién es el líder. Eso se complica en escuadras con varios ciclistas con aspiraciones. El problema es la seguridad. En Murcia, Rubén Plaza se cayó por un terraplén y nadie pudo avisar.
P.- ¿No corta la espontaneidad?
R.- A mí nadie me dice cuándo tengo que atacar. En el Tour de 2009, lo hice en Andorra porque tenía buenas piernas y no perjudiqué al equipo, aunque luego hubiera polémica con Armstrong. No somos una Play Station. Un director no nos puede decir: 'Atacarás el sábado'. No, atacaré cuando tenga fuerzas.
P.- En España no fue muy bien visto que le regalara la etapa del Tourmalet a Andy Schleck.
R.- Yo soy un ciclista de ataque, ya me conocéis. Ese día no había bonificación y pensé que eso era lo mejor. Apliqué aquello de 'hoy por ti y mañana por mí'. Esto no es fácil: si ganas todo, te critican; si dejas ganar, también. Recuerdo la que me llovió en la Vuelta de 2008 cuando le gané una etapa a Mosquera.
P.- Y aquella contrarreloj del pasado Tour ¡Cómo sufrimos!
R.- ¡Qué dolor de piernas! Fui mal desde el inicio. Me decía: '¿Esto hay que aguantarlo 35 kilómetros más?'. Hubo un momento que sentía tanto dolor, que pensé: 'Pues quedo segundo y se acabó, pero no sufro más".
"Nos gusta hablar de ciclismo", media Juan Mora. "Está muy bien Pero podemos hablar de todo lo que haga falta. Yo con la verdad voy al fin del mundo. Eso me ha ayudado mucho durante estos meses, porque he podido ir con la cabeza muy alta. Que nadie lo olvide".
CiclismoSegovia.com

[www.ciclismosegovia.com]     [info@ciclismosegovia.com]
cubodupla